El homo erectus

El tamaño y la forma del sexo parecen ser atributos de primordial importancia para los machos de la especie humana. Tal vez esto se deba a la supremacía , en lo que tamaño de pene se refiere, del hombre respecto del resto de primates. El gorila erecto, por ejemplo, tiene un pene que no es superior a 7 u 8 cm, a pesar de que el tamaño de su cuerpo es realmente monstruoso, llegando a medir hasta 2 metros. Es quizás por esta razón que el 12% de los hombres se declaran descontentos con el tamaño de su pene hasta el punto de querer utilizar métodos de extensión para remediarlo. Los métodos tradicionales para hacer más grande el pene han existido siempre.

Alain Froment, un conocido antropólogo francés, del Museo del Hombre, acaba de publicar un libro notable sobre los lugares de interés turístico, las paradojas y los lados de la anatomía que establecen claramente nuestro parentesco con los primates a través de nuestra anatomía.

El micropene, que se define como una erección de menos de 7 cm, que afecta a menos del 1% de los hombres. Sin embargo, la principal razón del deseo de ampliación del pene responde a causas psicológicas. Siempre ha guardado relación con la creencia tenaz de que el tamaño del pene tenía relación con la intensidad del orgasmo femenino. Ahora sabemos que esta suposición no tenía ninguna relación con la realidad. El placer femenino está, sobre con el conocimiento que la mujer tenía de sí misma. Sin embargo, las creencias son difíciles de acallar y muchos hombres buscan mostrar penes  mayores de lo que, en realidad, son. El truco de recortar el bello púbico es de los más utilizados para aparentar tener un pene más grande de lo que, en realidad, es.

El último estudio llevado a cabo por una popular firma de condones, determinaba que el tamaño medio del pene en erección es de 14,9 centímetros. Desde un punto de vista técnico, es difícil medir el pene en reposo. En Francia, la Academia de Cirugía determinó que el tamaño medio del pene era de 9 a 10 cm en reposo y 12,8 a 14,5 centímetros erecto. Uno se pregunta por qué deberíamos definir la normalidad. Para la comparación, diversas encuestas europeas hablan de un tamaño promedio de 8.6 a 9.3 cm y 12.9 cm en erección. En el informe Kinsey en 1948, el tamaño medio del pene erecto era 15,2 cm. Entonces nos damos cuenta no de la variabilidad sino, más bien, de la importancia que el tamaño de este órgano tiene en el narcisismo masculino.

Anuncios