El alcohol y el sexo

Está entre las creencias populares que el alcohol quita las barreras a la hora de comunicarnos con otras personas. Puede que, en dosis muy moderadas, sea así. Pero el alcohol en exceso, en absoluto favorece las relaciones sociales. Si las relaciones sociales transcienden  y llegamos al sexo, los efectos del alcohol pueden llegar a ser auténticamente devastadoras.

El alcohol, como todo el mundo sabe, hace que notifiquemos nuestra conducta y nuestra forma de percibir la realidad. Por mucho que muchas personas piensen que el alcohol tienen efectos estimulantes a la hora de enfrentarse al sexo, la realidad es otra muy distinta. sus efectos son totalmente represores del sistema cardiovascular y, por lo tanto, no ayudan en nada al sexo.

Lo que sí es cierto es que el o¡alcohol contribuye a aumentar el deseo sexual. Pero de la misma forma que acelera las amas por tener sexo, retare o, incluso, llega a inhibir pro completo, la respuesta sexual. Es muy común que las personas con adicción al alcohol tengan diferentes tipos de disyunciones sexuales. Disfunciones que suelen ser agravadas por otras patologías consecuencia del alcohol, como los trastornos hepáticos, las neuropatías o los problemas de insuficiencia cardíaca.

Sólo sis las dosis de alcohol son mínimas. Estamos hablando de dos vasos de cerveza o  de vino o una copia de cava, por ejemplo, nuestras pretensiones pueden ser satisfechas. Esta cantidad mínima de alcohol sí nos ayuda a desinhivirnos sin causarnos problemas a la hora del encuentro sexual. Excedernos de esas cantidades empieza a suponer un problema que puede llegar a arañares tanto como seamos incapaces de controlar este tipo de excesos.
Los efectos inmediatos en el sexo después de haber consumido altas cantidades de alcohol son muy conocidas por todos. En el caso de los hombres, las dificultades para alcanzar la erección son importantes. Puede llegar, incluso, a la falta de capacidad para conseguirla. De producirse un nivel de erección suficiente como para comenzar el juego sexual, la eyaculación se retarda o no se produce siendo altamente insatisfactoria en cualquier caso. En las mujeres, los problemas para lubricarse son muy importantes, además de tener problemas para alcanzar el orgasmo, circunstancia que suele no producirse.
Anuncios