Los sustitutos del sexo

Desde siempre se ha dicho que el chocolate es el mejor sustitutivo del sexo. En realidad, yo creo que la pregunta no es si esto es cierto. Parta mí, sin dudarlo, la pregunta sería: ¿por qué alguien querría sustituir al sexo por otra cosa? Bromas aparte, la tradición y a sabiduría popular han situado la chocolate como el auténtico protagonista cuando de encontrar un sustituto al sexo se trata. La realidad es que sí que existen estímulos que proporcionan un nivel de placer muy alto. Si por algún motivo, hubiese que dejar de practicar sexo, puede que funcionasen para sustituirlo.

Parece que el gimnasio es una de las actividades preferidas par sustituir al sexo. Y, en el caso de los chicos, realizar su deporte favorito, especialmente el fútbol.  Lo cierto es que algo sucede cuando realizamos ejercicio físico. Algo que, además, se vuelve más potente cuando es en el entorno de un deporte competitivo y de equipo. La descarga de adrenalina y la segregación de endorfinas son extraordinarias para mejorar el estado de ánimo y nuestra autoconfianza. A falta de sexo, buenos son el partido de los domingos o la sesión de gym de los lunes.

Recibir un masaje también ofrece un nivel de satisfacción que, en ocasiones, se ha comparado con el sexo. un buen masaje como sustitutivo del sexo. pero no un masaje erótico de los que pueden servir como introducción a una sesión sexual. No. Un masaje de esos que te mueven la musculatura de la espalda, de las piernas y de todo el cuerpo y acabas sudando y con más cansancio que si hubieses subido el Kilimanjaro. De nuevo, la explosiva mezcla de endorfinas y adrenalina juega en favor de nuestro placer. bienvenido sea.

La bebida de calidad. Una copa de cava compartido, un buen vino o, incluso, una copa de whisky, en dosis moderadas, sin excedernos, nos enervan una capacidad de placer que también, a veces, se compara con la que proporciona el sexo. En realidad, a mí este punto no me convence en absoluto. Sólo en el caso de compartir cualquier a de las bebidas citadas con la persona que te gusta y si prisas. Se llegue o no a tener sexo… Aunque, ya puestos, mejor que sí.

Anuncios