Consejos para retrasar la eyaculación

Apenas una tercera parte de las mujeres que practican sexo llegan al orgasmo a través de la penetración vaginal. puede ser que las mujeres necesiten más tiempo de estimulación para llegar al orgasmo cuando ésta se produce a través del coito pero también es posible que la mayoría de los hombres eyaculen antes de tiempo cuando están penetrando a una mujer. Por si acaso, a modo de información de servicio, vamos a explicar algunas formas efectivas de retardar la eyaculación. Siempre viene bien tener a mano algunos trucos de este tipo.

El mejor consejo para conseguir retrasar la eyaculación es llevar a cabo un buen entrenamiento orientado a esta meta. Se trata de, en solitario, es decir, durante la masturbación, aprender a detectar el momento previo a la eyaculación y, justo ahí, aprender a relajarse y aguantar. No hay que llegar al punto de no retorno, en ese caso estamos perdidos, Se trata de localizar ese momento en el que todavía estas a tiempo de evitar la eyaculación. La práctica es la mejor forma de conseguirlo, sin duda.

El entrenamiento también se debe orientar al fortalecimiento del músculo pubocoxígeo. El entrenamiento de este músculo ayudará al control de la eyaculación. Un forma de detectar el músculo es ponerse a orinar e interrumpir la salida de orina. el músculo que notamos que corta la salida es el músculo pubocoxígeo. Su entrenamiento nos ayudará muchísimo a la hora de controlar la eyaculación.

El entrenamiento mental también es muy importante. Antes de un encuentro sexual, prepárate. Saber enfocar la práctica sexual de una forma positiva, es decir,  sin ningún tipo de miedo, es fundamental para conseguir retrasar la eyaculación. Obsesionarse con la posibilidad de que se produzca la indeseada eyaculación precoz no hace más que aumentar las posibilidades de que así sea. De modo que olvídate de ello. Entrena para conseguirlo.

Con un entrenamiento específico orientado a localizar el momento previo a la eyaculación por un lado, a fortalecer el músculo pubocoxígeo, por otro, y, finalmente, a hacer que tu mente se prepare para enfrentarse a una relación sexual de forma positiva, las posibilidades de retrasar la eyaculación cuando lo deseemos crecen de forma exponencial.

Anuncios