Hombres y mujeres igual de selectivos para elegir pareja

Siempre se había creído que los hombres eran menos selectivos que las mujeres a la hora de elegir pareja. Sin embargo, un reciente estudio ha demostrado que son igual de exigentes, cuando se trata de buscar pareja.

En este estudio, realizado por un grupo de psicólogos de la Universidad Northwestern, en Illinois (Estados Unidos) y publicado en la revista “Psychological Science”, de la Asociación para las Ciencias Psicológicas (APS) estadounidense, se convocó a 350 estudiantes universitarios para que participaran en una serie de rondas de citas rápidas. Este tipo de citas (o speed dating) consisten en entablar una pequeña conversación con otra persona durante un breve encuentro (5-6 minutos) para tratar de descubrir sin tenemos algún tipo de afinidad con ella, con el objetivo de comenzar una relación afectiva.

En la mitad de estas “speed dating” mientras los hombres rotaban por la sala, las mujeres permanecían sentadas en su sitio y después se hacía de forma inversa. Tras mantener esa mini charla, los participantes tenían que informar sobre el deseo romántico que le había producido esa persona y el nivel de confianza que le había ofrecido. También debían decir si tenían algún tipo de interés en volver a ver otra vez a la persona con la que acababan de hablar.

Los participantes se volvían más exigentes cuando estaban sentados y menos cuando lo que hacían era rotar. También se comprobó que estos estudiantes, cuando estaban rotando, mostraban más interés en volver a ver a la persona con la que habían estado hablando que los que se quedaban en su sitio.

Lo que apunta este estudio, es que, esta diferencia a la hora de hacer nuestra selección amorosa, puede venir dada por el tipo de roles que tanto hombres como mujeres interpretamos en los primeros instantes en los que establecemos un nuevo contacto amoroso, es decir, el hecho en sí de quién se acerca a quién.

Según explica el doctor Eli J. Finkel, autor del estudio, el simple hecho de acercarnos físicamente a otra persona, para comenzar una conversación o simplemente para una toma de contacto, hace que el deseo por esa persona que toma la iniciativa aumente.

Anuncios