Relación entre el tamaño de los genitales y la infidelidad

El tema de la infidelidad masculina, y los motivos que la provocan, suele ser un tema recurrente tanto en conversaciones informales como dentro del ámbito del estudio psicológico o científico. Existen muchas investigaciones en las que se observan los comportamientos de los animales tratando de encontrar evidencias y paralelismos que nos lleven a poder explicar ese tipo de comportamiento dentro de los seres humanos.

Existen varios de estos estudios que relacionan la infidelidad de los hombres con el tamaño de los testículos y con la cantidad de semen que producen. Sin embargo, hasta ahora, no se había tenido en cuenta la repercusión que tiene el tema de la fidelidad de las hembras.

En este nuevo estudio llevado a cabo por el profesor Petter Bockman de la Universidad de Oslo (Noruega) se sigue llegando a la misma conclusión: “Podemos determinar el grado de infidelidad de los primates de sexo masculino observando el tamaño de sus testículos. Cuanto más grandes los tienen, son más infieles a su pareja”, pero gracias a este estudio sabemos que las causas que lo producen son otras.

Dentro del mundo animal, sobre todo en los primates, las hembras pueden ser más o menos promiscuas, pero no se suelen relacionar solamente con un macho, siempre han buscado el apareamiento con varios de ellos para que les pudieran dar crías con las que preservar la especie. La explicación que nos ofrece el profesor Bockman es que, debido a la selección natural, los hombres evolucionaron desarrollando unos genitales más grandes para, de este modo, tener mayores reservas de esperma y ser los elegidos por las hembras. Por eso, cuanto mayor es el tamaño de sus genitales, mayor cantidad de espermatozoides poseen y eso les lleva a tener que propagarlos en un número mayor de hembras.

Otra parte del estudio también concluye que el grado de fidelidad de las hembras también viene determinado por el tamaño de los genitales masculinos. Es cierto que son más selectivas y buscan al hombre que tenga mayores probabilidades de ser fiel, pero debido a su instinto de conservación también buscan a uno con el que tengan la seguridad de que podrán ser madres.

Anuncios