Consigue una vida sexual más excitante

Mantener viva la pasión sexual dentro de la pareja siempre es un buen negocio. No dejar que la rutina se imponga es la primera obligación que se han de imponer una pareja sexualmente activa. No caer en la monotonía es el principal esfuerzo que se puede hacer por mantener una pareja que funciona unida. El problema es que no siempre somos capaces de encontrar la manera adecuada de llevar esto a cabo. Solemos detectar la monotonía cuando se produce pero nos resulta más difícil encontrar fórmulas efectivas apea romperla. Vamos a intentar ayudados para conseguir una vida sexual más excitante.

 1. El porno no es una recreación de la vida sexual que debe llevar una pareja. ni muchísimo menos. El porno es una forma de emitir los estímulos necesarios para que, don un buen uso de él, elevar la temperatura sexual. Compartir porno con tu pareja es una muy buena idea. Es una forma muy eficaz de hacer subir al excitación sexual.

2. Usar lubricante supone introducir un elemento nuevo en nuestras relaciones sexuales y resulta extremadamente gratificante, tanto para ellos como para ellas. Estudios de importantes marcas fabricantes de este tipo de artículos concluyen que apenas el 25% de los varones acostumbran a usar lubricantes para sus relaciones sexuales. Sin embargo, usarlo puede hacer aún más excitantes las relaciones, con todo lo que ello implica.

3. Los juegos sexuales en pareja son una forma muy eficaz y gratificante de acabar con la rutina. Además, la excitación puede comenzar desde el mismo momento en que decidimos visitar juntos un sexshop. La cantidad de fantasías que este tipo de establecimientos pueden llevar a nuestra imaginación es enorme. Elegir un juguete juntos puede ser algo tremendamente excitante. Aprender a utilizarlo en pareja puede ser algo completamente inolvidable. Parece que las mujeres aumentan en un 18% las posibilidades de tener un orgasmo si en su relación sexual se utiliza algún tipo de juguete sexual.

4. Utiliza, de vez en cuando, el denominado clímax retardado. Cuando estés a punto de llegar al orgasmo, detente. Pasados unos segundos retoma la actividad con mayor violencia. Repite el proceso en varias ocasiones. Los efectos tanto para ti como para tu pareja son realmente gratificantes.

Anuncios