La maravillosa experiencia del trigasmo

Parece que la nueva bomba sexual ya a llegado hasta nosotros. Bueno, en realidad, hasta las chicas pero seguro que algo nos toca también a nosotros. Al final, si ellas lo pasan bien , nosotros también. Se llama trigasmo y suena más que sugerente ¿no? Cuando creíamos que ya se había dicho todo respecto del orgasmo femenino aparece el trigasmo. En realidad se trata de una manera bastante desconocida de llegar al máximo momento de placer sexual.

En realidad se trata de sincronizar un orgasmo con los tres puntos erógenos femeninos por excelencia. Si una mujer puede llegar al orgasmo a través de la estimulación del ano, del punto g y del clítoris, imaginaos si buscamos la manera de que los tres orgasmos confluyan en el mismo momento. La experiencia puede llegar a resultar completamente extraordinaria.

En realidad, no se trata de algo sencillo. Hay que tener en cuenta que es necesario realizar un estímulo adecuado en tres lugares distintos que, además, requieren diferentes tiempos y formas de aplicarse. Es por ello que debemos concentrarnos en las características que las estimulación de cada punto debe reunir para alcanzar el objetivo planteado.

Todos sabemos que el clítoris es la zona erógena más importante de  la mujer. De hecho, el clítoris el es único órgano humano diseñado, exclusivamente, para causar placer, ya que carece de ninguna otra función. Se trata de una zona extraordinariamente sensible por lo que se debe estimular de forma directa pero delicada. El sexo oral es ideal para estimular el clítoris.

El punto G está situado en la parte superior de la pared de la vagina. Estimularlo correctamente es muy implicado pero, cuando se consigue, los efectos suelen ser increíbles. Ayudarnos del pene o de la vagina para alcanzarlo y comenzar la fricción estimulante es una buena manera de hacer alcanzar el orgasmo a través del punto G.

EL ano está plagado de terminaciones nerviosas, por lo que su estimulación produce placer siempre que no sea violenta. Lubricar el objeto a introducir o los propios dedos si es lo que se utilizará es imprescindible para que todo fluya con total normalidad.

Anuncios