El dolor de cabeza contra el sexo

¿A quién no le han puesto alguna vez la excusa del dolor de cabeza para ahorrarse una sesión de sexo salvaje? Todos nos hemos sentido rechazados sexualmente en alguna ocasión con la pobre excusa de la jaqueca. Se trata, sin duda, del comentario al que, con mayor frecuencia, recurren las mujeres para evitar tener relaciones sexuales cuando, por el motivo que sea, no les apetece. Además, sucede de la misma manera en cualquier parte del mundo. No estamos ante un tema cultural ni social. La negativa de sexo más común va acompañada de un “me duele la cabeza” como elemento principal.

Sin embargo, puede que no se trate, en realidad de una excusa. Parece que el dolor influye de forma diferente en el deseo sexual de hombres y mujeres. Se trata de un primer acercamiento a la relación entre el dolor y el deseo sexual. El trabajo ha sido publicado por la prestigiosa revista Journal of Neuscience y ha sido llevado a cabo por los departamentos de neuroinvestigación de la Universidad McGill y de la Universidad Concordia, ambas localizadas en Montreal, Canadá.

Lo que sí se conocía de anteriores estudios era que el deseo sexual de las mujeres dependía en mayor grado del contesto que el del hombre. Lo que no se sabe aún es si este extremo está determinado por razones biológicas o se trata de aspectos sociológicos y culturales. El caso es que en las mujeres, el dolor inhibe el deseo sexual mientras que en el caso de los hombres esto no es así.

El estudio ha sido realizado en ratones a los que se causó una pequeña inflamación que les producía algo de dolor. Mientras esto fue suficiente para inhibir el deseo sexual en los ratones hembra, los machos continuaban con su libido intacta. Si esto p¡fuese extrapolable al género humano puede que hayamos demostrado científicamente que el típico dolor de cabeza como excusa para no tener sexo se haya justificado y, en realidad, no se trate de una excusa sino de algo absolutamente real. Lo realmente importante es que no estaríamos ante una cuestión sociocultural sino ante un asunto biológico.

Anuncios