El sexo por la mañana

La mejor manera que se me ocurre para empezar un día es el sexo. Tener sexo por la mañana es una muy buena idea. En realidad, el sexo siempre es una buena idea, pero el sexo recién levantado es algo absolutamente genial. Despertarse, ir al baño, desalojar la orina que provoca la erección de la mañana, un cepillado de dientes acompañado de enjuague bucal con colutorio, una ducha rápida, poniendo especial atención en las zonas nobles, y vuelta a la cama para compartir una sesión intensa de sexo.

Quedarse un rato más después de que suene el despertador es un placer altamente recomendable, pero hacerlo manteniendo sexo es algo sencillamente inenarrable. La especie humana aún no ha conseguido inventar nada más placentero que el sexo mañanero después de apagar el despertador. El sexo por la mañana te hará iniciar el día con la mayor alegría y posibilidad posible, lo que se extenderá a lo largo del día. Y no hay mejor forma de afrontar un duro día que con la perspectiva más positiva y optimista posible.

Durante una relación sexual, el organismo se encarga de liberar oxitocina, que es una sustancia química que influye positivamente en el estado de ánimo. La oxotocina es un estimulante natural. Después de una buena sesión de sexo por la mañana temprano sus efectos se prolongarán a lo largo de buena parte del día.

El sexo por la noche también es una buena idea. En realidad, el sexo es una buena idea a cualquier hora del día o de la noche. Sin embargo, una larga y dura jornada de trabajo, familia, amigos y preocupaciones, casi con toda seguridad, influirá en nuestras ganas de sexo y, por supuesto, en nuestro rendimiento en él. Y no es que se trate de alcanzar una marca de récord, pero sí de disfrutar con toda la energía posible y con todos nuestros sentidos puestos en la actividad que mayor placer nos puede causar. El polvo de por la noche suele ser rutinario y funcionarial, a diferencia del salvaje y apasionado de por la mañana cuando, aún, contamos con todas las fuerzas a nuestra disposición después del sueño reparador.

Anuncios