El blanqueamiento anal

La última moda en materia de cirugía estética sexual es el blanqueamiento anal. ¡Lo que cambian la cosas con el paso del tiempo! Parece que se nos han acabado las partes del cuerpo a la vista subceptibles de ser objeto de una intervención estética. Quizá por eso hemos de recurrir a las partes del cuerpo que no se ven más que en situaciones realmente íntimas. El blanqueamiento anal ha venido cobrando popularidad con el paso del tiempo y consiste, básicamente, en aclarar al tonalidad de la zona anal.

Al parecer, la práctica del sexo anal ha veinido experimentando un importante crecimiento entre las parejas heterosexuales en los últimos tiempos. La liberación sexual que ha venido experimentando la sociedad y, probablemente, la popularidad del cine pornográfico en nuestra sociedad, que le da un papel realemnte protagonista al sexo anal, puede que hayan sido algunos de los motivos que han llevado a algunos a buscar la mejora de la estética de esta zona, hasta ahora completamente olvidada, al menos, desde el punto de vista que nos ocupa.

Algunas clínicas estéticas se han apresurado a tomar la iniciativa en este tipo de operaciones estéticas. Incluso, en algunos lugares, se ofrecen paquetes que incluyen blanqueamiento de ano y vulva. Las posibilidades de negocio que ofrece entre determinados sexotres de la población parece que son realmente importante. Parece que el procedimiento más adecuado consiste en el procedimiento inicial que ha de realizarse en la clínica y se debe completar con la aplicación de una serie de productos que completan el proceso de blanqueamiento. Después de varias sesiones, el resultado está listo para ser apreciado.

El blanqueamiento anal no es, en absoluto, recomendado por la medicina tradicional. Aseguran que se trata de un proceso estético innecesario y que, por el mero hecho de emprenderlo, se está asumiedo el riesgo de sufir heridas en la zona anal, con los problemas de cicatrizado e infecciones que eso conlleva.

El blanqueamiento anal no está justificado por ninguna cuestión médica. Quienes ponen en marcha este proceso únicamente lo siguen en base a unos criterios estéticos incomprensibles para la mayoría de las personas.

Anuncios