La oxitocina en nuestra vidas sexual

La oxitocina es la responsable de casi todo. Del sexo, de la vida, del amor. Todo se produce gracias a la oxitocina. Aunque no sea más que una hormona, ella es la culpable de que todo sea como es. Las relaciones sociales, los orgasmos, la confianza. Todo es por la oxitocina.

La oxitocina es una hormona que se fabrica por las células nerviosas del hipotálamo. Desde allí es transportada, a través de proteínas que sirven de correo, hasta la hipófisis, lugar en el que queda en espera ser segregada al torrente sanguíneo. Y ahí comienza el milagro. Cuando tenemos sexo, el estado de excitación hace reclamar esa oxitocina que nos llega a través de la sangre. Los efectos de ésta, mejoran la capacidad de contracción muscular genital, tanto en hombre como en mujeres, lo que facilita el transporte tanto del esperma como de los óvulos. El clima sexual, la excitación propia de la relación sexual hace que el organismo genere más oxitocina. La mayor presencia de oxitocina en el cuerpo humano se presenta inmediatamente después de haber tenido un orgasmo.

La oxitocina también está relacionada con el parto. La oxitocina es la que provoca las contracciones previas al parto, así como la dilatación cervical anterior al alumbramiento. También en la lactancia juega un papel fundamental la oxitocina. Ésta actúa en las glándulas mamarias de la madres que dan el pecho a sus hijos causando la secreción de la leche hasta el lugar desde el cual puede ser extraída por el bebé a través de la succión del pezón.

La oxitocina provoca en el cerebro humano la sensación de autoconfianza y reducción del miedo escénico.  También es capaz de hacer crecer la empatía hacia otras personas y el sentido de la generosidad. Fomenta la excitación sexual. Hace crecer los lazos maternales y paternales.

La oxitocina está presente en todas las cuestiones que tiene que ver con nuestra sexualidad en sus diferentes fases. Desde la atracción sexual por alguien en concreto hasta la excitación previa al acto sexual, pasando por todos los demás caminos relacionados de cualquier manera con nuestras experiencias sexuales.

Anuncios