Consecuencias de una mala educación sexual

Creo que todos estaremos de acuerdo en que la educación sexual que recibimos es mala. Esto trae como consecuencia unas altas tasas de embarazos no deseados, sobre todo en adolescentes, el contagio de enfermedades de transmisión sexual (ETS) y es la principal causa de un montón de disfunciones sexuales.

Una buena educación sexual no consiste sólo en enseñarles a los jóvenes a ponerse un condón o a hablarles de anticonceptivos. Se debe empezar desde que uno nace educando en afectividad, abrazando y acariciando a los niños, para que pierdan el miedo a expresar el afecto y al contacto físico.

mala educacion sexual

Del mismo modo, se debe hacer una educación sexual en igualdad. Sigue muy extendida la idea de que los hombres tienen más instinto sexual que las mujeres, que piensan más en el sexo, que son los que se masturban y los que disfrutan más el sexo. Sin embargo, esto no es cierto. Las mujeres disfrutan del sexo igual que los hombres, pero muchas veces les cuesta asumirlo y tienen momentos de culpabilidad que les hacen frenar sus impulsos.

Incluso en mujeres que han asumido que pueden disfrutar del sexo, se carga la responsabilidad de que consigan un orgasmo en el hombre, olvidando que cada uno es responsable de su propio placer.

Esta mala educación sexual y todas estas ideas erróneas pueden tener como consecuencia una serie de disfunciones sexuales  como la anorgasmia, el vaginismo, la falta de deseo, la impotencia o la eyaculación precoz.

Sería mucho más fácil si se recibiera una educación sexual en la que se viera el sexo como algo natural, libre de reglas o tabúes. Tanto en casa como en la escuela se debería hacer más hicapié sobre estos temas. Seguramente pocos sabremos cuales son las partes de los genitales tanto masculinos como femeninos y las funciones que tiene cada una de ellas, no sólo fisiológicas sino, también, sexuales. Conocemos como funciona un proceso tan natural como la respiración, pero no tenemos tan claro como funciona otro proceso igual de natural que es la excitación. No sabemos que el cansancio o el estrés pueden condicionar una relación sexual porque nos afecta a la hora de tener una erección o de llegar al orgasmo.

Anuncios