Sexo en internet: ¿cuestión de sexos o de edad?

Sobre el papel, podemos hacer el amor a distancia, saber todos los secretos sobre la felación, entregarnos de incógnito a los placeres del voyeurismo… pero… ¿mejora el sexo virtual nuestras vida sexual?.

Aproximadamente el 34% de los jóvenes de edad de 18 a 25 años admite haber tenido sexo virtual. Lola, de 27 años, reconoce sin rubor ninguno, haber hecho el amor virtualmente: “Cuando mi novio no está en Madrid, nos conectamos por Skype. La última vez, nos desvestimos y acabamos por masturbarnos hasta alcanzar el orgasmo. ” Carla, de 31 años, nos cuenta: “Con mi novio, miramos fotos X, y luego nos divertimos reproduciendo ciertas escenas. Las grabamos y luego las vemos. Verse haciendo el amor, como si se fuera una estrella del porno es super-excitante. “

sexo-en-internetPuede que Carla jamás pretendiera colgar sus sesiones de sexo en internet, pero otros no vacilaron en hacerlo… Internet está lleno de testimonios gráficos. La integración de las nuevas tecnologías en la sexualidad tiende a invertir esa inercia de recato y privacidad de la actividad sexual y de la interiorización de los impulsos. Esto es una realidad en toda la sociedad, pero sobre todo, se hace muy patente en los jóvenes, a causa de su cada vez más temprano acercamiento, entre los 12 o 13 años, a contenidos a carácter pornográfico.

Esta democratización del acceso al sexo vía internet ha tenido gran repercusión principalmente en las mujeres. Actualmente El 82 % de las chicas reconocen haber visto contenidos pornográficos, frente al 23 % en 1992. Lola nos cuenta que: “… cuando me masturbo busco contenidos sexuales en internet porque esto me excita siempre y me permite gozar fácilmente”. A la pregunta de si las mujeres tienen los mismos gustos que los hombres, Lola reacciona: “Pensar que hace falta porno fuerte para tíos y el sentimental para mujeres, es estúpido. Busco más contenido porno en internet que mi chico. Es verdad que él es mayor que yo. Posiblemente la explicación está en que se trate de una cuestión generacional, más que dependa del sexo de cada uno.”

Podríamos decir que, por un lado, el tratamiento del sexo es muy diferente según las edades. Cuanto más joven, parece ser que, por regla general, hay menos reparos y menos peso tienen los tabúes. Por otro lado, cuanto más mayor se es, mayor respeto se le tiene a internet y menos familiarizados estamos con el medio.

Anuncios