5 consejos para mejorar tu vida sexual

A veces nos damos cuenta de que nuestra vida sexual está de capa caída. Algunos consejos pueden ayudarte a mejorarla.

5-consejos-para-mejorar-tu-vida-sexual1 – Chicos, echad mano diariamente del ginseng biloba

La ingestión diaria de la raíz del ginseng biloba favorece la circulación de la sangre, lo que favorece el riego sanguíneo del cerebro… y de otros órganos no menos importantes. No hace falta ser un Lumbreras para saber que esto ayudará. Pero tampoco hay que ser muy inteligente para saber que antes de tomar ningún producto que afecte significativamente a nuestra salud, debemos consultar con el médico.

2 – Hay  que comer pesto. Sacad la receta de internet y a disfrutar por partida doble.

El pesto contiene piñones, ricos en arginina, encima esencial precursora del óxido nítrico que se encuentra entre los principales ingredientes de medicinas como el Viagra. La arginina tiene una gran incidencia en la dilatación de los vasos sanguíneos con el fin de mejorar la circulación de la sangre.

3 – Haced como los adolescentes. Recuperad actividades y predisposiciones olvidadas.

Id al cine con vuestro compañero. Sentaos en la fila del final, o fila de los mancos, y haced alguna de las vuestras, como en la adolescencia. Desafiad lo prohibido y quedaos al límite. No conseguiréis más que un fabuloso calentón. Y os sentiréis jóvenes de nuevo y estaréis deseando terminar la sesión de palomitas para ir a casa a ver si acabáis lo que habéis empezado.

4 – Tocaos. Tocaos. Tocaos.

Cada vez que te acerques a tu pareja, tócale, rózale, dale un beso. Solamente con el aumento de los roces, ya conseguirás que aumente su deseo.

10. Comed germen de trigo

Espolvorea una cucharada de sopa de germen de trigo sobre tu yogur, y sobre el tazón de los cereales que comemos en el desayuno. El germen de trigo es rico en zinc, esencial para la producción de la hormona más importante para lo que nos ocupa: la testosterona. También puedes llenar el depósito de combustible zinc comiendo carne de vacuno, huevos y mariscos. Particularmente las ostras, que no son afrodisiacas por su precio, sino por su contenido en zinc.

Anuncios