5 consejos para una correcta estimulación anal

Los tabúes que siempre han rodeado al sexo anal cada vez están más superados. Muchas parejas lo tienen incorporado a sus juegos sexuales y lo practican habitualmente ya que, es una experiencia que les proporciona una gran cantidad de placer a ambos. Sin embargo, hay quien todavía se resiste a probarlo, principalmente porque cree que le va a causar dolor. Como en otras facetas de las relaciones sexuales, son muy importantes los preliminares y saber estimular convenientemente el ano, para evitar que el sexo anal sea una experiencia dolorosa o desagradable.

estimulacion-analLa reacción más normal cuando tocamos el ano es que se contraiga. Es una reacción instintiva, y por eso debemos relajarlo convenientemente y dilatarlo antes de intentar la penetración.

El ano es una zona que proporciona una gran cantidad de placer ya que se encuentra llena de terminaciones nerviosas. Una buena estimulación nos proporcionará un espectacular orgasmo.

Estos son algunos consejos con lo que conseguir una buena estimulación del ano:

– Lo primero es lubricar bien un dedo y masajear, con movimientos circulares, toda la zona anal. Conseguirás que tu pareja se relaje y empiece a disfrutar los primeros momentos de placer.

– A la vez que realizas ese masaje, puedes practicarle sexo oral a tu chica o estimularle el clítoris. Multiplicarás las sensaciones de placer.

– También puedes utilizar la lengua para besar y lamer el ano de tu pareja, es lo que se conoce como “beso negro”. Es también una forma de generar nuevas sensaciones de placer.

– En cualquier caso es importante que mantengáis unas mínimas medidas de higiene para evitar contagios o enfermedades y que no llegue a ser una experiencia tan agradable.

-Los dos tenéis que tener muy claro que esta es una práctica que requiere de tiempo. Es un proceso lento y elaborado si queremos conseguir los resultados deseados de placer. Las primeras veces no es necesario que lleguéis a la penetración.

Aprende a estimular el ano de tu pareja de modo que ella, según vaya disfrutando de esta práctica, se vaya sintiendo cada vez más cómoda y relajada y permita que la penetres analmente de un modo natural.

Anuncios