Opera tu fimosis

Ya nos lo decían Siniestro Total hace más de 30 años en una versión del “Do the mutilation” de los escoceses The Revillos: “Sí, sí. Opera tu fimosis”.

La fimosis es una anomalía de la piel del prepucio que cubre el glande. Debido a un estrechamiento en su orificio, impide que ésta se retraiga y deje al descubierto el glande. La fimosis es más frecuente en niños aunque se puede producir también en adultos

operar-fimosisDependiendo del grado de estrechez del prepucio, existen varios tipos de fimosis:

– Puntiforme: Son los casos en los que la piel del prepucio tiene un grosor y un aspecto normal, pero el orificio es de un diámetro mínimo.

– Cicatricial: Este tipo se produce cuando la piel que rodea el orificio del prepucio se encuentra engrosada o endurecida. También se conoce como fimosis anular no retraíble.

– Anular: Aquí se incluyen el resto de los casos de fimosis. Cuando la piel que rodea el orificio del prepucio es más o menos estrecha y cuando hay cualquier tipo de complicación a la hora de retraer la piel del prepucio.

La fimosis se puede corregir con una sencilla y fácil intervención quirúrgica que consiste en que  el urólogo recorta el prepucio. En el caso de niños y jóvenes, se utiliza anestesia general para conseguir que el paciente no se mueva y evitar los pinchazos de la anestesia local. El periodo de recuperación suele ser de una semana y los cuidados se limitan al uso de vaselina en la zona afectada. Para los mayores de 18 años se utiliza anestesia local y en estos casos el período de recuperación suele ser de tres semanas. Se deben evitar los movimientos bruscos, lavarse bien con un jabón suave y utilizar analgésicos para evitar el dolor. En ninguno de los dos casos, a priori, es necesario el ingreso hospitalario.

Si no se corrige, las personas que padecen de fimosis pueden sufrir varias complicaciones. Nos podemos encontrar con problemas a la hora de orinar que pueden llegar a producir infecciones de orina. También se pueden producir infecciones del pene o balanitis. A la hora de mantener relaciones sexuales éstas pueden llegar a ser muy dolorosas e incluso producir una parafimosis.

“Piensas que se trata de algo muy sucio, pero sólo tienes que cortar tu prepucio”.

Anuncios