Uso del presevativo en relaciones estables

Como para los colores… para el placer también hay disparidad de criterios. Algunos individuos consideran que un amor es para toda la vida. Con eso se quedan y lo llevan hasta las últimas consecuencias. Por otro lado, otros consideran que el placer no está en el amor. Que el placer se encuentra con mucha más naturalidad en el sexo casual. Ambos estilos de vida son válidos, siempre que procuren felicidad… pero ¿cómo entra en juego el uso del preservativo en ambos casos?

Por un lado, es indiscutible que cuando una pareja llevan tiempo juntos y funcionan sexualmente, quiere decir que han pasado multitud de pruebas. Han superado los inconvenientes del desconocimiento del cuerpo del otro, de sus gustos, han aprendido juntos a darse placer mutuo y a ir de la mano en le camino del sexo. Saben lo que les gusta y cómo llegar a ello.

uso-del-presevativo-en-relaciones-establesEn el polo opuesto están los individuos que disfrutan sobre todo del sexo ocasional. De hecho, atestiguan que son las situaciones que más placer proporcionan. No consideran tan importante el conocer de antemano el terreno en el que se van a mover. Precisamente, ése es principalmente el factor que más les interesa. El acercamiento siempre a algo distinto. Intercambios de roles continuos, clandestinidad, posible amoralidad de la situación, fantasías diferentes con diferentes actores…. Ese morbo no lo encontraremos tan fácilmente con una pareja estable.

Es la eterna lucha entre el amor y el placer. Lo de siempre y lo diferente. Lo conocido y lo fantasioso. Lo platónico y lo aristotélico. Lo, quizás hipócritamente, reconocido por la sociedad y lo moralmente reprobado por las mentes “bien-pensantes”. Pero hay algo que une a ambas posturas: el uso del preservativo como garantía de seguridad, importantísimo tanto en relaciones ocasionales como entre parejas estables.

Aunque no lo creamos, en el imaginario colectivo, sobre todo juvenil, el uso del preservativo parece carecer de sentido en las relaciones entre parejas estables.

Seguro que estamos todos de acuerdo en que cuando la relación es ocasional, el uso del preservativo es imprescindible. Pero ¿estamos completamente seguros de que cuando la relación es con nuestra pareja estable y habitual, el uso del preservativo es absolutamente innecesario? ¿No hay riesgo de ningún tipo?

¿Qué opináis?

Anuncios