¿Sabes que es el blanqueamiento anal?

Desde hace un par de años, sobre todo desde que Paris Hilton anunció el suyo, ha empezado a cobrar popularidad una nueva técnica dentro de la estética que es el blanqueamiento anal o “anal bleaching”.

blanqueamiento-analEl blanqueamiento anal consiste básicamente en lo que dice su nombre, aclarar el tono de nuestro ano. Aunque es normal que esa parte del cuerpo sea un poco más oscura, y que con el paso del tiempo se puede llegar a oscurecer un poco más, mucha gente ha empezado a obsesionarse con el color de su ano, por lo que ya es habitual que muchos centros de estética hayan empezado a ofrecer estos servicios. En algunos spas de Estados Unidos se pueden encontrar paquetes que incluyen el blanqueamiento del ano y el de la vulva. El procedimiento se inicia con un blanqueador que se aplica en el propio centro y luego se continúa el tratamiento en casa con unas cremas que siguen aclarándolo. También existe la posibilidad de comprar el tratamiento en una farmacia, pero algunas cremas son demasiado fuertes y en necesario que llevemos una receta.

Debemos tener claro que no existe ninguna razón médica que necesite que nos hagamos un blanqueamiento anal, de hecho, muchos doctores no lo recomiendan porque puede provocar la formación de cicatrices e incluso rasgaduras en el ano, y para la realización de nuestras prácticas sexuales es algo superfluo. Es cierto que esta práctica se ha popularizado en parte por su uso dentro del mundo de la pornografía, pero en este caso, como por ejemplo en el de las strippers, si puede  existir una necesidad estética, ya que es una parte de su cuerpo con la que trabajan y nosotros no vamos enseñando nuestro ano por la calle.

Las técnicas del blanqueamiento anal son básicamente dos. La primera, como ya hemos comentado, se realiza con unas cremas decolorantes que aplicadas en el ano, van reduciendo su pigmentación. La segunda se realiza con láser.

En cualquiera de los dos casos, y por mucha información que podamos encontrar en Internet, no es recomendable realizarlo por nuestra  cuenta o acudir a centros de estética. Es mejor acudir a un médico dermatólogo y hacerlo bajo supervisión médica.

Anuncios