Los 7 mejores títulos de las películas porno

Hoy me he levantado melancólico y recordando viejos tiempos. Me refiero, por concretar, a ese local que ya no existe y que tan buenos momentos me ha proporcionado. Sí. Hablo del videoclub. Ese local con un rincón oscuro para esas películas que tanto nos gustan: las películas porno. ¡Qué tiempos aquellos en los que los videoclubes almacenaban ingentes cantidades de películas porno!

peliculas-porno-1

Cuánto tiempo perdido disimulando, haciendo que buscabas películas de Disney, para encontrar ese momento en el que no te mirara nadie y, de un triple salto mortal, poder meterte en ese refugio dedicado a los amantes de las películas porno.

Después de haber conseguido entrar en ese refugio, tenías la necesidad imperiosa de leer todos los títulos de las películas porno que había en cada establecimiento. Quién no ha pasado un buen rato descojonándose de los títulos. Podías hacerlo con la pareja de turno o bien con un colega que no tenía nada mejor que hacer que acompañarte a este sitio. Eso sí, agradecías el hecho de ir con un amigo porque te sentías con más valor para introducirte en aquel oscuro rincón. Si te encontrabas con la vecina, siempre podías decir que era tu colega el que quería entrar. O intentar disimular, como si estuvieses en el rincón de las películas porno por error. Y os preguntaréis el porqué de esta melancolía. Pues bien. Os explicaré. Yo no siento lo mismo mirando títulos de películas porno sentado en el sofá. Me gustaba el momento del típico ataque de risa que te daba leyendo los títulos y que por culpa de la acústica del local, aquella risotada sonaba en todo el videoclub. Lo sé porque no soy el único al que le pasaba esto.

Voy a poner algunos de los títulos de los que me acuerdo y que me hicieron muchísima gracia:peliculas-porno-2– Las vacas locas: En la portada aparecían unas mujeres fondonas y vestidas de cuero.

– Vamos de culo: Os podéis imaginar la portada y el tema de la película.

– Ensalada de pepino en el colegio femenino: Ésta era gastronómica.

– Don Cipote de la Mancha. Todo un clásico de la literatura.

– Se fue en busca de trabajo y le comieron lo de abajo. Sin comentarios.

– Entre mingas y domingas. Variedad de apéndices.

– En boca cerrada no entran moscas pero entran pollas como roscas. Ésta es de culto.

Y así me pasaría las horas, porque… seamos sinceros: ¿a quién no le ha sacado una sonrisa en algún momento de su vida leer esos títulos?

Anuncios