Historia de O, Pauline Reage

historia de o“Historia de O” es un clásico de la literatura erótica. Es uno de los títulos más celebrados de este subgénero literario.

“Historia de O” fue publicada en 1954 por la escritora francesa Dominique Aury bajo el seudónimo de Pauline Réage. En ella, se cuenta la iniciación de una joven llamada “O” en una particular forma de esclavitud sexual asociada al sadomasoquismo. Iniciada por su amante René, “O”, se verá poco a poco inmersa en un mundo que conjuga, a partes iguales, dolor y placer.

“Historia de O” tuvo un gran éxito en su época aunque tuvo bastantes problemas con la crítica debido a lo particular del tema que tratar, el BDSM. Las vivencias de la protagonista se mueven entre prácticas sexuales “poco convencionales” que incluyen la sumisión, la humillación voluntaria o la esclavitud.

“Historia de O” es una historia compleja que te atrapa desde el primer instante, quedando el sexo relegado a un segundo plano. Sus vivencias indagan en los límites del alma humana sin reflexiones o juicios de valor. Se cuentan unos hechos para que el lector los interprete a su manera. El autor no dirige las reflexiones ni mucho menos las conclusiones a las que pueda llegar el lector sino que le plantea situaciones respetando su autonomía. Las situaciones y los personajes son tan actuales que parece mentira que sea una novela que vaya a cumplir 60 años.

El nombre del autor de “Historia de O” siempre fue una incógnita. Se pensaba que ese tipo de relato sólo podía venir de la pluma de un hombre. Sin embargo, en 1994, una anciana Anne Desclos (nombre real de Dominique Aury) desveló que fue ella la autora de ‘Historia de O’ y que escribió la novela para mantener a su lado a su amante, Jean Paulhanun, director de la Nouvelle Revue Française y miembro de la Academia Francesa.

En 1970 se realizó una película francesa basada en la novela. Fue dirigida por Just Jaeckin (Emmanuelle, El amante de Lady Chatterley) y protagonizada por Corinne Clery en el papel de “O”. Del mismo modo que la novela, también se convirtió en un clásico del género erótico “soft-core” tan de moda en aquellos años.

Anuncios