El diafragma, ¿un eficaz método anticonceptivo?

Dentro de la amplia variedad de métodos anticonceptivos que podemos encontrar actualmente, está el diafragma.

diafragma.El diafragma consiste es un capuchón de látex que se coloca en el fondo de la vagina y que cubre el cuello del útero, evitando de este modo que los espermatozoides lleguen al óvulo. Los hay de diferentes tipos y tamaños y es el ginecólogo, después de medirnos la vagina, el que nos indicará cuál es el diafragma que más nos conviene y elegirá el que debamos  utilizar.

El diafragma se debe colocar unos diez minutos antes de mantener relaciones sexuales, nunca más de cuatro horas antes, y no debemos sacarlo hasta 6-8 horas después de haberlas terminado. Es recomendable utilizarlo con una crema espermicida, que aplicaremos por las dos caras del diafragma y por los bordes. En el caso de realizar varios coitos seguidos, no debemos sacarlo, simplemente aplicaremos el espermicida directamente en la vagina.

Una vez extraído el diafragma, lo lavaremos muy cuidadosamente con agua y un jabón neutro y lo guardaremos en su funda. Aunque el diafragma, aparentemente, no presente roturas o desperfectos evidentes, es recomendable cambiarlo cada dos años. También debemos cambiar el diafragma si sufrimos alguna alteración notable en el peso (tanto aumento como perdida). En este caso nunca está de más la visita al especialista para asegurarnos de que no ocurre nada preocupante. Pero muy preocupante sería seguir usando un diafragma que se ha quedado pequeño o que ahora es demasiado grande, debido a nuestros cambios físicos.

Entre las ventajas que podemos encontrar en el diafragma se puede destacar que es un método que tiene pocos efectos secundarios y, al no contener hormonas, no produce cambios hormonales. No influye en la espontaneidad de las relaciones sexuales, ya que podemos colocarlo hasta 4 horas antes de mantenerlas y, además, no se nota mientras las estamos teniendo.

Por otro lado, tiene como desventajas que no es un anticonceptivo de alta efectividad (está entre el 80 y el 95%), puede provocar reacciones en personas alérgicas al látex o a los espermicidas, su colocación puede ser un poco incomoda (hay que tener cuidado de dejarlo bien colocado y no rasgarlo con las uñas) y tampoco puede utilizarse teniendo la regla o cualquier infección urinaria.

Anuncios