Tipos de camas de agua

Muy buenas a todos.

Hoy quiero comentar con vosotros un tema que ciertamente no domino… vamos, como todos los demás… por otra parte. Quiero hablar de las Camas de Agua.

Básicamente, una cama de agua es un colchón hinchable, pero en vez de aire, le metemos agua. Y ya. Luego la cosa se puede ir complicando.

Cuando vas a comprar o alquilar uno, no creáis que la cosa es:

Camas de agua.– Hola, buenas… quería un colchón de agua.

– Muy bien, pues tome Vd.

– Gracias, adiós

¿Cómo diría yo…? A ver… ¿Os ha pasado alguna vez que habéis ido a la ferretería y habéis pedido una tuerca y un tornillo para esa tuerca… así sin más datos? El ferretero se apoya sobre el mostrador, con cara de recopilar toooodo lo que tiene en los bolsillos de la paciencia, cierra los ojos y repite lo que has dicho: “Una tuerca y un tornillo para esa tuerca”. Claro. Longitud, calibre, tipo de rosca, material del tornillo y la tuerca… y otros mil quinientos parámetros que no se me ocurren… deben ser cosas importantes que no se nos pasaron por la imaginación que podrían existir… pero que parece que al ferretero le son imprescindibles para poder elegir el tornillo y la tuerca que te da.

Lo de las camas de agua, no digo yo que sea lo mismo, pero algo de eso hay.

Las podemos categorizar de varias formas, pero la primera que a mí se me ocurre es con borde duro o borde blando. Las de borde duro, digamos que son colchones de agua embutidos en un marco de madera o contrachapado. Las de borde blando tienen el perímetro de gomaespuma dura.

Luego, algunas se pueden calentar… y otras no. Lo cual, es un dato importante… sobre todo en invierno. Vamos… puedes alucinar si te metes en el mes de enero en una cama de agua sin calentar…

Luego las tienes con movimiento o sin movimiento… de diferentes tactos…

Vamos, que os recomiendo que antes de ir… le echéis un ojo al asunto… será más fácil elegir… y más rápido también. Y por lo menos, sabréis de lo que os habla el vendedor.

Anuncios